Omega-3 y Diabetes tipo 2

Para entender los efectos positivos de los Omega-3 sobre la Diabetes tipo 2 tenemos que conocer un poco las características de esta enfermedad. Cuando una persona sana come hidratos de carbono la concentración de la hormona insulina se eleva en su sangre. La insulina puede ser considerada como la "llave" que abre una puerta a las células del cuerpo de modo que los hidratos de carbono pueden entrar y ser convertidos en energía Si la concentración de la insulina no subiera o si la "llave" para abrir las células no funcionara, las células no recibirían ningún "combustible" (= hidratos de carbono) para generar energía y las células morirían, luego los órganos y al final falleceríamos. Las personas que sufren de diabetes mellitus (tipo 2) siempre tienen niveles muy altos de insulina en la sangre, independientemente si han comido o no. El problema es que sus "llaves" han perdido su capacidad de abrir las células y por lo tanto su cuerpo sigue produciendo aún más insulina esperando que una concentración más alta pueda solucionar el problema. Pero, cuanta más insulina se produce más se resisten las células y menos hidratos de carbono entran. Es un “círculo vicioso”... Si esto sucede, la persona con diabetes tiene que inyectarse insulina después de cada comida con el fin de asegurar, por lo menos, la absorción de una parte de los hidratos de carbono ingeridos. Su cuerpo nota que no obtendrá suficientes energía. Por eso comenzará a almacenar todos los nutrientes que puede, lo que resulta en una subida de su peso corporal. Estas personas al final son obesas, no necesariamente porque coman demasiado, sino porque su cuerpo almacena todo lo posible para garantizar un suministro de energía suficiente para sus células. Un constante nivel alto de insulina en la sangre no sólo provoca un aumento del peso corporal, sino que estimula las inflamaciones crónicas como la artritis, el reumatismo, arteriosclerosis y enfermedades cardiovasculares.

La buena noticia es que se puede controlar hasta un cierto punto y reducir los síntomas de Diabetes con la ayuda de una dieta adecuada. Ingiriendo 1-2 g EPA y DHA cada día, evitando Omega-6 (ácido araquidónico) y grasas saturadas.

¿QUE EFECTO TIENEN LOS OMEGA3?

DHA ( DHANEO ) estimula la formación de una hormona llamada ADIPONECTINA, la cual no solamente es altamente anti-inflamatoria, y refuerza el corazón, sino también aumenta la sensibilidad de las células a la insulina. Adiponectina se encuentra a menudo en la grasa del cuerpo. Pero, el problema es que cuanta más grasa corporal  se produce menos Adiponectina. Esto puede ser una de las explicaciones porque personas obesas corren un alto riesgo alto desarrollar una Diabetes tipo 2.

EPA (PUR3, rTGpur1000, y Petit pur3 ) estimula la formación de LEPTINA en el tejido de grasa corporal. Esta hormona señala al cerebro que hemos acumulado bastante reserva de grasa (energía) y reduce el apetito. Una vez se ha reducido la cantidad de grasa, la concentración de Leptina baja y nuestro cerebro arranca de nuevo nuestro apetito. Provocando lo que conocemos como “efecto yoyo” después una dieta. Para personas que sufren de Diabetes tipo 2 este mecanismo de control del peso corporal está descontrolado. Estas personas desarrollan una resistencia a la Leptina. Lo que significa que aunque su nivel de Leptina sea elevado y hayan acumulado mucha grasa corporal su cerebro todavía señala “hambre”. Según varios estudios parece que el EPA elimina la resistencia a concentraciones elevadas de Leptina, el apetito se reduce y el consumo de energía sube. Altas concentraciones de Leptina en combinación con deporte aumentan la combustión de materia grasa en una manera muy efectiva. Esto también explica porque los Omega-3 sirven para ayudar a controlar el peso...

Resumiendo:

• EPA y DHA reducen los síntomas de inflamaciones crónicas.

• DHA aumenta la fuerza de las células del corazón.

• DHA estimula la formación de la hormona ADIPONECTINA, la cual ayuda a bajar la RESISTENCIA de las células para la INSULINA (personas que sufren de Diabetes tipo 2 tienen una resistencia a la insulina).

• EPA estimula la formación de LEPTINA, una hormona que reduce el apetito y controla el mecanismo de control de peso corporal. • EPA reduce la RESISTENCIA a la LEPTINA en personas con Diabetes.

• Además, la Leptina en combinación con deporte quema de manera muy efectiva el peso corporal (= dieta). Los Omega-3 no pueden curar la Diabetes tipo 2, pero sí pueden reducir y mejorar algunos de los síntomas más importantes de esta enfermedad y por lo tanto mejorar la calidad de vida.