omega 3 y embarazo

Un estudio de la Universidad de Granada ha concluido que tomar suplementos de omega 3 y ácido fólico de forma no simultánea durante el embarazo mejora el desarrollo de la atención en niños a los 8,5 años de edad.

Hasta el momento, los beneficios del consumo de omega 3 eran conocidos (y reconocidos) por la comunidad científica internacional. La investigación  confirma que las concentraciones y proporción de omega 3 y omega 6 en cordón umbilical son determinantes para la velocidad de procesamiento mental y la capacidad de alerta en los niños a la edad de 8,5 años. En definitiva, que la suplementación con omega 3 es beneficiosa para el desarrollo cerebral del feto y de los niños a largo plazo.

En este sentido, todos los niños estudiados cuyas madres recibieron omega 3 u ácido fólico durante la gestación mostraron resultados positivos significativos a la edad de 8,5 años.

Hasta ahora la suplementación de omega 3 y ácido fólico se realizaba conjuntamente, tomando la madre gestante ambos suplementos simultáneamente. El estudio revela que la suplementación no debe hacerse de forma conjunta, sino en momentos distintos del embarazo, para conseguir aprovechar los efectos beneficiosos de ambos suplementos. En este sentido, Beps Biopharm recomienda el consumo de Omega 3 a las madres gestantes durante el último trimestre del embarazo, ya que en ese periodo es cuando la demanda del Feto de Omega 3 (DHA) aumenta significativamente y de cara a no interferir con la ingesta de ácido fólico.

Los beneficios del omega 3 y del ácido fólico en el desarrollo cerebral del feto son conocidos hace años en el marco de la programación precoz nutricional, un concepto consistente en la posibilidad de influir en el desarrollo, metabolismo y salud en función de la experiencia nutricional que se haya tenido en distintos momentos críticos vitales (lactancia, nacimiento, estado fetal, …). En este sentido, el cerebro es uno de los órganos más sensibles a las variaciones nutricionales y metabólicas, de manera que una nutrición adecuada en el periodo fetal puede influir en el desarrollo cognitivo y de la conducta de los niños.

El estudio se ha realizado en diversos centros internacionales –España, Alemania y Hungría- en el marco del proyecto europeo NUTRIMENTHE del séptimo programa marco de la Comisión Europea, involucrando a científicos de 20 organizaciones de nueve países distintos, y coordinado por la profesora Cristina Campoy de la Universidad de Granada. Beps Biopharm, consciente de la importancia de que las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia dispongan de un producto específico con alta concentración en DHA, ha desarrollado el DHA Femme 550. Este suplemento de Omega 3 guarda una composición DHA-EPA 4:1, muy parecido a la leche materna, y es elaborado bajo un estricto control de contaminación, para asegurar un producto puro y libre de contaminantes ni residuos tóxicos, para proteger tanto a la madre como al niño que reciben únicamente los efectos beneficiosos del Omega 3.