¿QUE ES "SCHISANDRA"?

La Schisandra chinensis es una enredadera, de tallos leñosos, que alcanza los 8 metros de altura. Tiene las flores rosadas y bayas de color rojo intenso. Su origen es el noreste de China, sureste de Rusia y Corea.

La Schisandra chinensis es utilizada como planta medicinal desde hace más de 1.000 años en la Medicina Tradicional China (MTC) conocida bajo el nombre “Wu Wei Zi” lo que significa “fruta de 5 sabores” (ácido, dulce, ligeramente salado, picante y amargo). Otros nombres son “Omiza” en Corea y “Limonnik” en Rusia. La planta pertenece a las 50 hierbas medicinales de la Medicina Tradicional China. Fortalece el “Chi” (energía universal de la vida”), aumenta la motivación, sirve como estimulante psíquico y físico, así como otras propiedades explicadas más abajo.

En las hojas, semillas y especialmente en las frutas de la Schisandra chinensis se ha encontrado a parte de unos fitosteroles, vitaminas C, vitamina E y aceite esencial un grupo de sustancias muy interesantes para nuestra salud llamadas “lignanos”. El lignano más importante es la schizandrina. Numerosos estudios clínicos mostraban sus efectos beneficiosos para nuestra salud, como por ejemplo (1):

  • Regenerar los tejidos dañados en el hígado y eliminar toxinas (detoxificación). Se utiliza en el tratamiento de la hepatitis crónica, la cirrosis hepática y el alcoholismo.
  • Su virtud como planta adaptógena, ayudando a afrontar situaciones de estrés y ansiedad (anti estrés).
  • Recobrar las fuerzas tras una larga convalecencia (tiene un efecto tonificante y reparador sobre el organismo)
  • Mejora la capacidad de concentración y el rendimiento intelectual (anti estrés).
  • Fortalece la memoria y reduce la irritabilidad nerviosa (anti estrés).
  • Reduce síntomas de depresión.
  • Aumenta las defensas.
  • Mejora el sueño y reduce los sudores nocturnos.
  • Aumenta la secreción de los fluidos sexuales (fertilidad del hombre).
  • Limpia los vasos sanguíneos y reduce la oxidación de las células (antiaging)
  • Efectos antiinflamatorios muy potentes.
  • Efecto antiproliferativo (reduce el crecimiento de ciertas células cancerígenas).

Desde 1960 la Schisandra chinensis y sus extractos son listados como hierba medicinal en la farmacopea y en el registro oficial de medicinas en Rusia. Durante los últimos 50 años numerosos estudios clínicos realizados en Rusia confirmaron la extensa lista de beneficios sobre la salud humana mencionada arriba (3). En Corea del sur, un estudio investigando los efectos del extracto de la fruta de Schisandra sobre la salud cardiovascular en mujeres menopáusicas mostraba resultados muy favorables debido a la dilatación de los vasos sanguíneos provocado por el lignano schisandrina.(4).

Otro estudio (5) clarificó los mecanismos de las propiedades antiinflamatorias de la schisandrina extraído de las bayas de Schisandra chinensis. Según este estudio las schisandrinas consiguen sus efectos antiinflamatorios por la:

(a)  Inhibición de producción de óxido nítrico (NO)

(b)  Liberación de las prostaglandinas PGE2

(c)  Inhibición de la expresión de la enzima iNOS

Hye-Young et.al. investigó las propiedades anticancerígenas (antiproliferativo) de los lignanos de la Schisandra chinensis (6).

Se puede encontrar más información sobre los efectos saludables de la Schisandra chinensis en www.gaiaherbs.com/uploads/A_Research_Review_of_Schisandra-1366989279.pdf y en www.webmd.com .

Los efectos saludables de la Schisandra chinensis se pueden agrupar en las siguientes categorías:

  • Anti estrés
  • Antiaging
  • Antinflamación
  • Anticancerígeno
  • Detoxificación del hígado

SCHISANDRA Y EL DEPORTE

Según varios estudios realizados con la Schizandra chinensis, los componentes activos, como las schisandrinas, superaban los efectos de las anfetaminas en tareas cognitivas (incluido el enfoque) y aumentaban la capacidad de los músculos para ejecutar el trabajo en un 220%. Para deportistas, otros efectos interesantes procedentes de esta baya y mencionados en estudios son:

  • Reducción de fatiga y falta de aire.
  • Reduce el dolor muscular.
  • Mantiene bajo el nivel de cortisol durante el entrenamiento. Una concentración alta en cortisol puede parar el crecimiento de los músculos.
  • Aumentan la concentración de la dopamina y serotonina en el cerebro, lo cual incrementa la sensación de placer y bienestar.
  • Mejora el rendimiento de corredores de larga distancia y deportistas aficionados al culturismo (bodybuilding)
  • Por si esto fuera poco, hay más pruebas de su eficacia; por ejemplo, se ha demostrado que sirve para mejorar la función respiratoria y cardiovascular, mejorando la fuerza muscular en los atletas.
  • También se ha demostrado que mejora la ejecución de repeticiones en pruebas de resistencia, reduciendo la fatiga, dolores musculares y falta de aire.

CONTRAINDICACIONES

La Schisandra chinensis y sus bayas son consideradas seguras. Durante su historia como planta medicinal durante más de mil años no se ha visto ningún efecto secundario o contraindicación. Sin embargo, personas con alergias a Schisandra chinensis o la familia Schisandraceae deberían evitar el contacto con esta planta, baya y productos que lo contienen.

IMPORTANTE: mujeres embarazadas y lactantes no deberían tomar Schisandra chinensis. Existen estudios que indican que la Schisandra chinensis puede provocar una contracción del útero durante el embarazo, lo cual puede provocar un aborto.

FORMA DE DOSIFICACIÓN

Es muy complicado encontrar las bayas frescas de la Schisandra chinensis en la UE. Tampoco es fácil encontrar el té de Schisandra. Aquí, la forma más común de encontrar la Schisandra chinensis son las bayas secas. Debido a su sabor amargo y picante a menudo se fabrica un polvo de las bayas secas, el cual es encapsulado en cápsulas de gelatina.

10 g de bayas frescas corresponden a 1 g de bayas secas en polvo.

Una desventaja importante de las bayas en polvo (cápsulas de Schisandra chinensis) es que no contienen grasas/aceite que ayudan a absorber efectivamente los lignanos como las schisandrinas (2). Sin estas grasas la biodisponibilidad de las schisandrinas es relativamente baja. Se puede compensar este efecto tomando las cápsulas junto con la comida.

Nota: la combinación única de aceite de pescado altamente rico en ácidos grasos omega-3 con un extracto de las bayas de la Schisandra chinensis con CO2 como se encuentran en los suplementos “BEPS-PLUS”, asegura una absorción óptima de las schisandrinas y una biodisponibilidad muy alta.

Otra forma de dosificación de la Schisandra chinensis son los extractos de las bayas secas con alcohol.

1g de extracto de alcohol corresponde más o menos a 10 g bayas de la Schisandra chinensis en polvo.

La desventaja de estos extractos alcohólicos es que el alcohol no sólo extrae los lignanos sino también componentes polares que son menos deseados. El contenido promedio de schisandrinas en los extractos alcohólicos está entre 3,5% y 4,5%.

Otra posibilidad de extracción de las schisandrinas es extraer las bayas con CO2. Este proceso que se llama SFE (“extracción supercrítica”) es muy suave, no utiliza disolventes orgánicos tóxicos y resulta en un extracto compuesto muy rico en schisandrinas, sin componentes polares. El extracto SFE de las bayas contiene más o menos un 70% aceite, un 15% de aceites esenciales, un 12% de schisandrinas (¡300% más en comparación con el extracto con alcohol!) y un 3% de otras sustancias lipofílicas. Es el extracto de schisandrinas de más alta calidad y todos los productos de BEPS BIOPHARM que contienen schisandrinas utilizan exclusivamente este tipo de extracto.

1 g de extracto SFE corresponde a más o menos 10 g de bayas en polvo y 100 g de bayas frescas.

¿POR QUE COMBINAMOS SCHISANDRA CON OMEGA-3?

Debido a esta combinación, única, conseguimos ofrecer unos productos muy potentes, en los cuales aprovechamos los beneficios de ambos ingredientes activos naturales. Por un lado, el aceite omega-3 incrementa la biodisponibilidad de las schisandrinas. Esto significa que entran más schisandrinas en nuestro cuerpo y por lo tanto podemos aprovechar sus efectos beneficiosos con una dosis diaria más baja. Por otro lado, ambos, las schisandrinas y los ácidos grasos omega-3 (EPA y DHA), tienen efectos muy similares que dan como resultado en sinergias muy importantes. Por ejemplo, ambos:

  • Son altamente antiinflamatorios
  • Aumentan la concentración de serotonina y dopamina en nuestro cerebro.
  • Aumentan la resistencia contra el estrés
  • Reducen la fatiga y aumentan la fuerza muscular.
  • Aumentan el rendimiento mental y mejoran la memoria.

Es una combinación ideal de dos productos naturales que ayuda a nuestro cuerpo en tiempos muy estresantes. Reponen energía, vitalidad y equilibrio en nuestra vida.

Propiedad

Schisandra chinensis

EPA & DHA (Omega-3)

Antiestrés

Adaptógena, ayudando a afrontar situaciones de estrés y ansiedad, aumenta la capacidad mental y física, mejora la circulación sanguínea, aumenta la vasodilatación, antidepresiva, aumenta la memoria, aumenta la concentración de serotonina y dopamina en el cerebro.

Reduce la ansiedad, mejora el sueño, baja la viscosidad sanguínea, baja la presión sanguínea, aumenta la vasodilatación, antidepresivo, mejora el compartimiento social, mejora el equilibrio emocional, aumenta la concentración de serotonina y dopamina en el cerebro, favorece el sistema parasimpático, aumenta la resistencia al estrés.

Antiaging

Limpia los vasos sanguíneos y reduce el daño oxidativo de las células, mejora la circulación de la sangre – por lo tanto el transporte de nutrientes a las células, mejora la memoria, favorece la vista, reduce inflamaciones crónicas, aumenta la sensación de bienestar

Limpia los vasos sanguíneos y reduce el daño oxidativo de las células, mejora la circulación de la sangre – por lo tanto el transporte de nutrientes a las células, mejora la memoria, favorece la vista, reduce inflamaciones crónicas, aumenta la sensación de bienestar. DHA es un componente muy importante de nuestro cerebro, ojos y nervios y tiene que ser repuesto continuamente para frenar el envejecimiento. 

Antiinflamatoria

Inhibición de la producción de óxido nítrico (NO), liberación de las prostaglandinas PGE2, inhibición de la expresión de la enzima iNOS

Inhibición de la producción de óxido nítrico (NO), liberación de las prostaglandinas PGE2, inhibición de la expresión de la enzima iNOS. Además, activa las reacciones antiinflamatorias iniciadas por las resolvinas y protectinas.

Anticáncer

Anti proliferativo - reduce el crecimiento de ciertas células cancerígenas humanas, mejora el estado emocional y reduce los síntomas de depresión.

Reduce el crecimiento de ciertos tipos de cáncer en humanos y la pérdida de peso corporal durante la quimioterapia, mejora el equilibrio emocional y reduce los síntomas de depresión.

Sistema cardiovascular

Aumenta la vasodilatación, limpia los vasos sanguíneos, mejora la circulación de la sangre, reduce el colesterol, baja la presión sanguínea, reduce el colesterol, mejora el rendimiento del corazón.

Baja la viscosidad sanguínea, baja la presión sanguínea, Aumenta la vasodilatación, controla las grasas sanguíneas, baja los triglicéridos y VLDL, aumenta el HDL, baja la presión sanguínea, reduce arritmias.

Otras propiedades mencionadas en la literatura

Detoxificación del hígado (abuso de alcohol) y riñones, tratamiento de disfunción eréctil y del síndrome premenstrual (SPM), mejora la resistencia al calor y al frio, reduce sudor, favorece el control de peso corporal, tratamiento de alergias.

Mejor rendimiento mental y físico, mayor calidad del esperma (fertilidad), tratamiento de insomnio,  control del peso corporal, tratamiento de ojos secos y degeneración macular, tratamiento de alergias.

Literatura:

(1)  Manninan et.al., Z. Lebens. Unters. Forsch. (1997) 204: 200-205

(2)  https://examine.com/supplements/schisandra-chinensis/

(3)  Panossian A., Wikman G. J Ethnopharmacol. (2008) 118(2): 183-212

(4)  Ji Young Pak, et.al.. J Ethnopharmacol. (2009) 121(1): 69-73

(5)  Lian Yu Guo, et.al.. Europ. J. Of Pharmacology (2008) 591 (1-3): 293-299

(6)  Hye-Young Min, et.al.. Medicinal Chemistry Letters (2008) 18(2): 523-526